Los datos de la hostelería en el mes de abril estremecen y aunque se espera una ligera mejoría en mayo, la situación del sector va a seguir siendo complicada. Según los datos aportados por el Ministerio de Trabajo, el número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social, con alta en hostelería, descendió en abril un 14,6% respecto al mismo mes del año anterior, hasta alcanzar la cifra de 1.419.797 personas. Esta masa laboral supone 243.199 afiliados menos que en abril de hace un año, frente a los 54.000 que aumentaba en ese mes respecto al año anterior.

Teniendo en cuenta los datos tan sólo en restauración, observamos que el descenso interanual fue de un 13,4% hasta algo más de 1,1 millones de trabajadores, cifra que supone 178.212 trabajadores menos. En el alojamiento el descenso fue de un 19,7%, con una caída cercana a los 65.000 mil trabajadores respecto a los datos de un año atrás.

En la crisis laboral que nos ha traído la pandemia, la hostelería es el sector, junto con el comercio, dónde hay más afiliados con la aplicación de un ERTE. De los 1,4 millones de afiliados con alta en hostelería de abril, un 65,6% corresponde a trabajadores con ERTE, que suma 932.516 personas. En restauración el porcentaje de afiliados con expediente de regulación de empleo supone un 62,8% (726.137 personas)  y en el alojamiento un 78% (206.379).