El mayor fondo buitre norteamericano, Blackstone, ha comenzado procedimientos judiciales, a través de su SOCIMI, Fidere, para desalojar de sus viviendas a los inquilinos de dos bloques de pisos de Madrid, uno en Torrejón de Ardoz y otro de Vallecas. Son dos de los 20 edificios de pisos propiedad de este fondo buitre de alquiler, afectados por unas subidas que  llegan hasta el 100% del precio inicial.

Los procedimiento judiciales llegan poco después de que el fondo de inversión se sentara a negociar con los inquilinos afectados y el Sindicato de inquilinos, una solución a la situación que llevan sufriendo desde el pasado verano, cuando empezaron a expirar los contratos de arrendamiento.

Los inquilinos afectados residen en 2 de los bloques afectados por las subidas de renta, aunque el Sindicato teme que en los próximos días comiencen a notificar el inicio de procedimientos judiciales a los inquilinos de los demás bloques que se han declarado en lucha.  Son cientos de vecinos los que se han organizado contra las drásticas subidas de precio que el fondo de inversión les impone para renovar sus contratos.

El pasado septiembre, un grupo de estos inquilinos acudió al Defensor del Pueblo para pedir amparo ante esta circunstancia y para lanzar la campaña «Madrid vs Blanckstone”, con la que intentan presionar a este fondo de inversión, el mayor casero de España, que ha adquirido en menos de diez años más de 30.000 viviendas y locales, gran parte de ellas, de titularidad pública y con función social. Los inquilinos exigen una negociación para acordar unos precios del alquiler «justos», que se ajusten a la nueva Ley de Arrendamientos Urbanos, que marca subidas anuales en función del IPC. Mientras no se llegue a un acuerdo, los inquilinos han advertido de que no van a abandonar las viviendas y, desde hace meses, están depositando en el juzgado el importe del alquiler que llevaban pagando hasta el final del contrato.

El Sindicato de Inquilinos de Madrid considera «intolerable» esta actitud de apertura de procedimientos judiciales por parte de Blackstone y se niega a negociar con el fondo, «el fondo parece estar más interesado en expulsar a las familias que en dialogar con ellas», lamentan los activistas y los afectados en un comunicado difundido a los medios de comunicación.

Durante los últimos años, los alquileres en Madrid han subido más de un 50% de media, «haciendo que las familias no puedan pagar las subidas abusivas» que se deben «principalmente al afán especulador del sector inmobiliario», en el que «fondos buitre» como Blackstone «han sido uno de los principales responsables a través de prácticas ilegitimas que en muchos casos rozan la ilegalidad», manifiesta el Sindicato de Inquilinos.

Piden la comparecencia de Blackstone en la Asamblea

El Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, por unanimidad, ha aprobado una moción en la que insta a negociar una solución para los afectados de esta localidad, a los que ha trasladado su apoyo.

También es uno de los asuntos que se debaten en la Asamblea de Madrid. De hecho, Podemos y Más Madrid registraron el miércoles una solicitud de comparecencia en la Cámara de la cúpula de Blackstone en España. Una iniciativa realizada a instancias de los activistas, que han lamentado que el PSOE no se haya sumado a esta petición.

Ante el inicio de los trámites judiciales, preludio de los desalojos de las viviendas por orden judicial, tanto el Sindicato de Inquilinos como los afectados denuncian que, «aunque Blackstone se esconda bajo distintos nombres y marcas, cual grupo mafioso«, los responsables de esta situación tienen nombre y apellidos y deben comparecer en la cámara regional. Entre los responsables señalados por el Sindicato como miembros de la cúpula del fondo y por los que ambos partidos han pedido la comparecencia en la Comisión de Vivienda de la Cámara regional están: Claudio Boada Pallarés (asesor Senior de Blackstone y presidente de Anticipa real estate S.L.U.), Diego San José de Santiago (presidente de Testa residencial SOCIMI S.A., Vicepresidente de Fidere patrimonio SOCIMI S.A. y Consejero en Albirana properties SOCIMI S.A., Euripo properties SOCIMI S.A. y Torbel investments 2015 SOCIMI S.A.), Jean-François Pascal Emmanuel Bossy (Presidente de Fidere patrimonio SOCIMI S.A. y Consejero en Albirana properties SOCIMI S.A., Euripo properties SOCIMI S.A. y Torbel investments 2015 SOCIMI S.A.), Eduardo Mendiluce Fradera (Presidente de Albirana properties SOCIMI S.A.,

Euripo properties SOCIMI S.A. y Torbel investments 2015 SOCIMI S.A. y representante de Anticipa Real Estate S.L.U.), Jean-Christophe Dubois (Consejero en Albirana properties SOCIMI S.A., Euripo properties SOCIMI S.A. y Torbel investments 2015 SOCIMI S.A.), Juan Pablo Vera Martín (Presidente de Fidere Residencial S.L.U.) y Miguel Oñate Rino (Vicepresidente de TESTA Residencial SOCIMI S.A.).

«Blackstone ha decidido querellarse con las familias, en una clara intención de amedrentarlas. Las instituciones no pueden desentenderse de esta situación y por ese motivo desde Más Madrid, llamamos a comparecer en la Comisión de Vivienda a los principales directivos y responsables del fondo Blackstone y de sus empresas interpuestas como Fidere», asegura el partido en un comunicado.