Más de 28.500 solicitudes para recibir ayudas al alquiler ha recibido la Comunidad de Madrid  aunque tan sólo 7.500  inquilinos las recibirán.  De momento los técnicos regionales de la Consejería de Vivienda y Administración Local han evaluado un 80% de las peticiones para recibir las ayudas que cofinancia el Ministerio de Fomento.

La evaluación debe estar a punto de terminar ya que el Gobierno autonómico se comprometió a publicar el listado de requerimientos de subsanación de los expedientes, para poder comunicar la decisión a los beneficiarios a final de año. Y es que las ayudas comenzarán a percibirse a partir del 1 de enero de 2020.

Las  subvenciones están destinada a personas vulnerables, como pueden ser los mayores de 65 años, las familias numerosas, las víctimas de violencia de género y terrorismo, hogares monoparentales, minusválidos reconocidos, parados sin prestaciones y menores de 35 años. Como condición para recibir las ayudas, los adjudicatarios deben haber cumplido íntegramente con el pago anual de las rentas del alquiler.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid que preside Ayuso, ya ha reconocido el retraso en la tramitación de las ayudas,  que atribuyen al volumen de solicitudes recibido y a lo complicado del estudio de estas solicitudes para actuar en justicia.  Pero también achacan al Gobierno Central de Sánchez, una parte de la culpa por el retraso en firmar las ayudas para este año.

El concreto la ayuda prevista puede alcanzar el 40% del importe mensual del alquiler  con un máximo de 600 euros mes, que puede incrementarse hasta los 900 en municipios importante como es la ciudad de Madrid. En el caso de los menores de 35 años y los mayores de 65 la cuantía podría incrementarse hasta el 50%.