El esfuerzo financiero neto en nuestro país se sitúa en una media del 20,5% de los ingresos de las familias. Pero existen grandes diferencias en el territorio. De acuerdo con las cifras provinciales de hipoteca media publicadas por el INE para el primer segundo trimestre del año, Baleares y Málaga serían las dos provincias con un esfuerzo financiero medio más elevado (alrededor del 25 %). En el lado opuesto, Soria, Castellón, Huelva, Ciudad Real, Palencia y Lleida quedarían por debajo del 15 %.

En las dos capitales principales, Madrid y Barcelona, el esfuerzo financiero neto alcanza un 19,2 % y 23,0 %, respectivamente. En Madrid el distrito de Salamanca supera la tasa del 25 %, algo que en Barcelona sucede en los distritos de Sarriá-Sant Gervasi y Ciutat Vella.

El importe medio de las nuevas hipotecas es de 128.169 euros; pero también existen grandes diferencias. Así, la cuota mensual hipotecaria más elevada se registra en la provincia de Barcelona (853 euros), seguida de Baleares (842 euros) y Madrid (745 euros), muy por encima del pago promedio que se realiza en Cáceres (336 euros), Cuenca (346 euros), Ciudad Real (348 euros) y Ávila (353 euros). La media española estaría situada en 89 euros al mes.

Teniendo en cuenta que la media nacional es de 22,1 transacciones de vivienda por casa 1.000 habitantes, la provincias más turísticas superan ampliamente la media. Así, las provincias de Málaga, Alicante y Almería se mantenían al cierre del primer trimestre (escenario pre-covid) como las más activas en compraventas en proporción al tamaño de su mercado. En el año comprendido entre el segundo trimestre de 2019 y el primero de 2020, se transaccionaron en Málaga un total de 32,8 viviendas por cada 1.000 existentes en la provincia, frente a la ratio media en España de 21,2 viviendas para ese mismo periodo. En la provincia de Alicante, la proporción fue de 31,6 viviendas y en Almería 28,6 compraventas por cada 1.000 viviendas que componen el parque de la provincia.

Por lo que se refiere a la actividad promotora, con una media nacional de 4 visados de obra nueva por cada 1.000 viviendas, la provincia de Guadalajara, que se beneficia de su cercanía con la capital y un suelo mucho más barato,  superaba al cierre del primer trimestre a la Comunidad de Madrid en número de visados de obra nueva por cada 1.000 viviendas existentes, con una ratio de 6,7 visados frente a los 6,6 visados de Madrid, según datos del Ministerio de Transportes. Como provincias con mayor actividad se mantenían Málaga, con una ratio de 9,3 visados, y Navarra, con 8,7, ambas muy por encima de la media nacional: 4 visados por cada 1.000 viviendas de parque existente.