El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado que en julio el número compraventas de fincas registradas es de 71.139, con una disminución anual del 25,3%. El 83,6% de las compraventas registradas en julio corresponde a fincas urbanas y el 16,4% a rústicas. En el caso de las urbanas, el 54,9% son compraventas de viviendas. El número de compraventas de fincas rústicas baja un 1,1% en julio en tasa anual y el de fincas urbanas un 28,7%. Dentro de estas últimas, las compraventas de viviendas registran una disminución anual del 32,4%, pero se incrementan un 20,0% respecto a junio de 2020.

El 89,0% de las viviendas transmitidas por compraventa en julio son libres y el 11,0% protegidas. En términos anuales, el número de viviendas libres transmitidas por compraventa disminuye un 33,8% y el de protegidas un 18,9%. El 20,7% de las viviendas transmitidas por compraventa en julio son nuevas y el 79,3% usadas. El número de operaciones sobre viviendas nuevas baja un 21,2% respecto a julio de 2019 y el de usadas un 34,9%.

Teniendo en cuenta los datos por comunidades autónomas, el INE asegura que en el mes de julio el número total de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad por cada 100.000 habitantes1 alcanza sus valores más altos en La Rioja (713), Castilla y León (634) y Castilla–La Mancha (599). La única comunidad con tasa de variación anual positiva es País Vasco (2,4%). Por su parte, Castilla y León (–4,0%) y Principado de Asturias (–8,7%) registran los menores descensos. Canarias (–41,1%), Comunidad de Madrid (–34,6%) y Cataluña (–28,3%) presentan las tasas anuales más bajas. Atendiendo a las compraventas de viviendas registradas, las comunidades con mayor número de transmisiones por cada 100.000 habitantes son Comunitat Valenciana (118), País Vasco (116) y La Rioja (112).

La única comunidad en la que aumenta el número de compraventas de vivienda en julio es País Vasco (14,7%). Las menores disminuciones se dan en Principado de Asturias (–15,1%) y Extremadura (–16,9%). Por su parte, Canarias (–54,8%), Illes Balears (–42,9%) y Comunidad de Madrid (–41,1%)
registran los mayores descensos.

La compraventa de vivienda se hunde un 32,4% interanual en julio, pero se dispara un 20% respecto a junio. La compraventa de viviendas retrocedió un 32,4% el pasado mes de julio en relación con el mismo mes de 2019, pero experimentó un crecimiento del 20% respecto a los 30 días previos hasta sumar 32.654 operaciones. Este incremento se produjo coincidiendo con el fin del estado de alarma el 21 de junio, decretado por el Gobierno de España a raíz de la crisis sanitaria de la Covid-19. Es la mayor cifra desde el pasado mes de marzo, cuando se declaró la pandemia. Según indican los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 20,7% de las viviendas transmitidas por compraventa en julio son nuevas y el 79,3% usadas y el número de operaciones sobre viviendas nuevas baja un 21,2% respecto a julio de 2019 y el de usadas un 34,9%. Con el retroceso interanual de julio, la compraventa de viviendas encadena cinco meses consecutivos de tasas interanuales negativas después de haber caído en marzo un 18,6%, en abril un 39,2%, en mayo un 53,7% y en junio un 34,3%.