En pocos días miles de personas terminarán siendo despedidas de sus trabajos o sufriendo ERTEs. Muchas familias  confinadas en su hogar dejarán de recibir ingresos,  pero continuarán teniendo que pagar el alquiler, la hipoteca y los suministros básicos del hogar.

A la Plataforma de Afectados por la Hipoteca ya han comenzado a llegar casos de personas desesperadas que no van a poder pagar su alquiler o hipoteca en este contexto.  Y es que  ¿si tu hogar deja de recibir ingresos, cómo vas a pagar la vivienda?

En la PAH llevan años denunciando que estamos inmersos en una nueva crisis de vivienda. España es de los estados de Europa donde más parte de nuestros ingresos se dedican al pago del alquiler y de la hipoteca, lo que ya estaba ahogando económicamente a muchas familias. Ahora, ante la situación del Coronavirus, esta crisis se hace mucho más grave, porque el pago de la vivienda continúa asfixiando pero muchos hogares dejan de percibir ingresos, lo que es completamente insostenible y una gran parte de los afectados no está en las medidas previstas por el Gobierno.

En la PAH aseguran que o se exime a estas familias del pago del alquiler y de la hipoteca durante el tiempo que dure la crisis económica que viene y no reciban ingresos, o en pocos meses nos estaremos enfrentando a una crisis de vivienda aún peor que de la de 2008.

Es por ello, por lo que desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca exigen al Gobierno que de manera inmediata decrete  la suspensión del pago del alquiler, de la hipoteca y de los suministros básicos del hogar (luz, agua y gas) para las personas que pierdan sus ingresos durante la crisis.

De lo contrario, y ante la posibilidad de que se alargue el confinamiento y una crisis posterior sin precedentes para los más débiles, España se va a enfrentar a una situación en que miles de familias se van a ver forzadas al impago de alquiler o de hipoteca. En un contexto de carencia absoluta de política de vivienda real a nivel estatal, durante los próximos meses se podría traducir en procesos masivos de desahucios. Por eso debemos detener esta situación antes de que sea demasiado tarde y que se interrumpan los desahucios de manera general.

Asimismo, también consideran que esta medida debe ir acompaña de una política laboral que durante la situación de emergencia no permita ningún despido y garantice la cobertura del 100% del salario, además de que ponga la sanidad privada a disposición del interés general.

En caso de que el Gobierno no apruebe medidas en esta dirección, desde la PAH y los movimientos sociales aseguran que las pondrán en práctica. «»Esta crisis no la va a pagar la población, como sucedió en 2008, ninguna familia debe ser expulsada de su vivienda para garantizar los beneficios de los especuladores».