El Colegio de Registradores asegura en su avance de datos del mes de junio, último mes afectado por el estado de alarma, mediante la comparación de datos con el mismo mes del año anterior, que las operaciones bajaron más del 30%. En concreto las compraventas totales pasaron de más de 78.000 en junio de 2019 a poco más de 52.000 en junio de este año. Las compraventas de vivienda pasaron de casi 40.000 operaciones el mismo mes del año pasado a poco más de 26.000 en junio de este año. Las hipotecas, al igual que los meses anteriores, tuvieron un resultado negativo aunque bastante más moderado, pasando las hipotecas totales desde casi 40.000 en junio del año pasado a poco más de 36.000 este mes de junio. Las hipotecas sobre vivienda registraron un descenso similar, desde las casi 29.000 de junio del 2019 a las más de 25.000 de junio de este año.

Con relación a los resultados por CC.AA. y ciudades autónomas, en lo relativo a las compraventas, experimentaron las mayores caídas, por encima del 40%, Ceuta (-48,4%), seguida de Aragón (-41,3%), Madrid (41,0%) y Canarias (40,2%), mientras que en el lado opuesto, con descensos inferiores al 20%, se encontraba Melilla (-4,5%), seguida de País Vasco (-7,2%), Murcia (-15,0%), Asturias (-16,4%), Extremadura (-17,2%) y Cantabria (-17,8%).

Relativo al total de hipotecas constituidas, los resultados muestran ya varias CC.AA. con tasas de variación positivas, destacando el fuerte aumento experimentado por el País Vasco, que sube el 43,4% en hipotecas totales y el 67,7% en hipotecas sobre vivienda, con relación a junio del año pasado. Le sigue Madrid, con un aumento del 12,6% en el total de hipotecas, después se situó Cantabria (11,4%), Melilla (11,1%), Asturias (5%) y, cerrando el apartado de tasas de variación positivas, Extremadura (3,1%). Los mayores descensos se produjeron en  Navarra (-35,1%), seguida de  Ceuta (-32,1%), Aragón (-28,8%) y Valencia (-27,7%).

Por último, el análisis mensual de la evolución anual de compraventas e hipotecas en el Registro de la Propiedad durante los meses de enero a junio de este año,  mediante la comparación con el mismo mes del año anterior, muestra los siguientes resultados:

En el apartado de compraventas, tanto las totales como las relativas a vivienda, que comenzaron a caer en el mes de marzo, principio del estado de alarma, con caídas en el entorno del -20%, continuando su paulatina tasa de descenso hasta mayo, con tasas de variación superiores al -50% sobre el mismo mes del año anterior. En junio, comienza a invertirse la tendencia, reflejándose ya un descenso significativamente menor sobre junio del año pasado, con una caída de un tercio sobre el mismo período de 2019, afectando de forma similar a las compraventas totales y a las referidas a vivienda.