Hay veces que Montoro intenta hacer bien su trabajo, lo malo es que siempre lo hace con las personas que sufren la crisis y no con las Sicav ni con los amnistiados fiscalmente…a ver cómo sale de ese marronazo tras la sentencia de Tribunal Constitucional, aunque lo que aparentan es ignorar la sentencia sin tapujos. Bueno, el caso es que sigue buscando donde ingresar y junto con la caza de los alquileres no declarados, sigue a la búsqueda de inmuebles opacos. Es la Dirección General del Catastro, dependiente del Ministerio de Hacienda, quien inició la búsqueda en 2016  y la consiguiente regularización. Con la autorización del Consejo de Ministros va a seguir haciéndolo.

Se pretende, con este plan, incorporar inmuebles opacos y alteraciones de dichos inmuebles desconocidos por el organismo. El citado plan, suscrito en el año 2014 con la Sociedad Mercantil Estatal de Gestión Inmobiliaria del Patrimonio (Segipsa), permite seguir actualizando el Catastro con nuevos inmuebles que hasta ahora no figuraban o alternaciones de los mismos, como ampliaciones o rehabilitaciones.

El proceso de regularización se ha finalizado en 4.632 municipios españoles, pero todavía quedan bastantes que serán el objetivo de los próximos años. La consolidación de las finanzas públicas, que el Gobierno fundamenta en la Ley del 27 de diciembre de 2011, adopta diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica,  entre ellas incorpora el procedimiento de regularización catastral a la normativa reguladora del Catastro.

El Plan cuya continuidad ha aprobado el Consejo de Ministros  es un instrumento más de la lucha contra el fraude fiscal, que además aporta información  a los ayuntamientos de sus logros y averiguaciones. En junio de 2014, el Ejecutivo aprobó el proyecto de reforma de la ley hipotecaria y de la ley del Catastro para facilitar el intercambio seguro de datos entre el Registro de la Propiedad y el Catastro y evitar así informaciones contradictorias e incompletas sobre un mismo bien inmueble.