Sociedad de Tasación publica el Índice de Accesibilidad en el que analiza la posibilidad de adquisición de una vivienda de características estándar, a partir de la capacidad de endeudamiento de un ciudadano con renta media. Al cierre del tercer trimestre de 2020, este indicador se situó en 109, lo que significa una mejora de tres puntos con respecto al dato de hace un año.

De este modo, la media nacional se sitúa por encima del nivel salarial mínimo para la adquisición de una vivienda de tipo medio, mejorando además el registro del trimestre anterior. No obstante, al igual que en trimestres anteriores, este indicador continúa registrando niveles insuficientes para la adquisición de una vivienda en tres Comunidades Autónomas: Baleares (51), Madrid (92) y Cataluña (95).

Aplicando el Índice de Esfuerzo Inmobiliario de ST, que mide el número de años de sueldo íntegro que un ciudadano medio necesita destinar para la compra de una vivienda de tipo medio, observamos que se ha situado en 7,4 años al cierre del tercer trimestre de 2020, apenas una décima más que hace doce meses. En esta medición puede tener que ver ya la influencia de la Covid-19 y un menor incremento o incluso disminución en algunas zonas en el precio de la vivienda.

Baleares se mantiene como la región donde más años se necesitan para acceder a una vivienda, con 16, cuatro décimas más que hace un año. En el lado opuesto se mantiene un trimestre más La Rioja, donde el acceso a la vivienda requiere de 4,6 años de sueldo íntegro, dos décimas menos que hace un año.