Era una sensación común desde que la crisis sanitaria del Covid-19 empezó a influir en el mercado inmobiliario y se comenzó a hablar de bajada de precios. La diferencia entre los precios de la vivienda nueva y la de segunda mano no es muy grande y la crisis podría aumentarlas, afectando más al precio de la vivienda de segunda mano.

Ahora Sociedad de Tasación ha publicado su Estudio de Vivienda Nueva en la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía y en las comunidades de la zona Norte de España, en Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra, en el que se puede observar lo que está sucediendo. El estudio incluye información de vivienda nueva en las comunidades autónomas, sus provincias y capitales de provincia, con datos correspondientes al primer semestre de 2020.

Los resultados del informe revelan que el precio medio ponderado de la vivienda nueva en las capitales de las tres Comunidades Autónomas mediterráneas se ha situado en 1.747€/m2 en Andalucía, 1.722€/m2 en la Comunidad Valenciana y en 1.267€/m2 en Murcia. Estas cifras suponen un crecimiento del 1,9%, del 2,9% y del 2,3% respectivamente, si lo comparamos con las mismas cifras hace un año, en julio de 2019.

En cuanto al precio de la vivienda nueva en las capitales de la zona Norte del país, se ha situado en 2.754€/m2 en el País Vasco, 1.908€/m2 en Navarra, 1.888€/m2 en Cantabria, 1.628€/m2 en Galicia y en 1.595€/m2 en Asturias. Estas cifras suponen un crecimiento del 2,3%, del 0,9%, del 2,6%, del 1,6% y del 0,4% respectivamente, si lo comparamos con las mismas cifras hace un año, en julio de 2019. Estas variaciones pasan a un 0,7%, 0,2%, 0,8%, 0,8% y 0,3% respectivamente, si comparamos sólo los últimos seis meses del año.

El precio de la vivienda nueva está resistiendo la situación con ligeras subidas, propiciadas, sobre todo, por la escasa oferta y sus precios ya muy ajustados. Panorama diferente lo tiene la vivienda de segunda mano, en la que ya se comienzan a percibir descensos de precio que podrían ser más acusado a la vuelta del verano.