Los últimos datos publicados por Eurostat, la Oficina de Estadística de la Unión Euopea, aseguran que el número de viviendas infraocupadas ha ido disminuyendo en España a lo largo de la última década a uno de los ritmos más veloces de la Unión Europea (UE).

Según sus últimos datos, Eurostat, organismo que define una vivienda como infraocupada cuando tiene más del número mínimo de habitaciones que se considera adecuado para los miembros del hogar, en 2010 el porcentaje de personas que habitaban estos inmuebles representaba un 62% del total de la población del país, mientras que en 2019 la cifra se ha desplomado en siete puntos porcentuales, hasta el 55,4%.

Sin embargo, para el resto de miembros de la UE y la eurozona esta cifra ha aumentado. En el mismo periodo, los socios han pasado del 32,7% al 33,1%, mientras que los 19 países que comparten moneda han progresado del 28,4% al 37,2%. Las lecturas de esta estadística son múltiples, pero una de ellas es la disminución del números de metros cuadrados de vivienda por habitante en nuestro país.