La sostenibilidad es en todos sus sentidos uno de los mayores desafíos que tenemos como civilización. Hace ya tiempo que los profesionales del medio ambiente incorporaron el concepto, que debe aplicarse a todos los procesos y actividades que realicemos. Y la construcción es uno  de los importantes, por todo el consumo en materiales, energía, transporte, trabajo y muchos otros conceptos que origina.

Garantizar que los inmuebles cuentan con criterios verdes tanto en su construcción como en su gestión será imprescindible en el sector inmobiliario para poder atraer inversión y financiación. Esta es una de las conclusiones derivadas de la mesa redonda virtual sobre sostenibilidad en el valor de los activos inmobiliarios organizada por ST Sociedad de Tasación y que reunió a varios expertos del sector.

Entre ellos, el director general de economía y estadística del Banco de España, Óscar Arce, quien aseguró que “no hay alternativa a incorporar criterios de valoración sostenible a los activos” ya que la sostenibilidad “ha calado en las preferencias sociales y políticas”. Además, recalcó que no se trata de una moda y que el sector financiero debe tener en cuenta estos criterios a la hora de llevar a cabo nuevos proyectos inmobiliarios.

La nueva demanda de viviendas que ha traído la pandemia,  con espacios verdes, cercanos o incorporados, más metros y lejos de las aglomeraciones urbanas, es un desafío para constructores e inmobiliarias y a la vez una oportunidad. incorporar los criterios de sostenibilidad a nuestra oferta conseguirá un mayor atractivo para todos aquellos que huyen del entorno urbano. Y esos mismos criterios en el centro de las ciudades lograrán una mayor aceptación, además de un valor añadido.