La estadística elaborada por el Colegio de los Registradores de España asegura que el precio de la vivienda subió un 6,6% durante el 2015. Esta subida de las viviendas que pasaron por las oficinas de los registradores españoles el pasado año es mucho mayor que el registrado en 2014, cuando la subida alcanzó el 2,5%.

A pesar del aumento de precios las ventas siguen fuertes y se incrementaron un 11,2% con respecto a 2014, lo que ha permitido alcanzar la cifra anual de 354.538 viviendas. De nuevo, la fortaleza de la compraventa de viviendas de segunda mano, frente a las nuevas, explica la evolución: la primera se incrementó el 39,7%, mientras que la segunda descendió el 36,9%.

Según los datos de los registradores, en 14 comunidades autónomas, nueve de ellas con crecimientos de dos dígitos, ha crecido el número de compraventas. Los mayores aumentos del último año se han producido en País Vasco (20,8%), Cataluña (15,6%), Comunidad de Madrid (15,4%) y Aragón (15,1%). Por el contrario, los únicos descensos, todos ellos muy moderados, se han producido en Navarra (-2,5%), Extremadura (-1,3%) y Castilla-La Mancha (-0,6%).

Sigue también fuerte y al alza la demanda extranjera, que adquirió 46.000 viviendas durante 2015. Esta cifra está por encima de las 12.000 compraventas al trimestre, lo que significa un aumento interanual del 13,2%. Otra vez los británicos, seguidos a distancia por franceses y alemanes, son los que más interés demuestran por nuestro país. Por nacionalidades, durante el cuarto trimestre, británicos (23,9%), franceses (8,2%), alemanes (7,8%), suecos (6%) y belgas (5,7%) encabezaron el ránking de compraventas, una relación similar a la del conjunto del año.

Los registradores también destacan que el endeudamiento hipotecario por vivienda ha presentado un resultado de 110.985 euros, con una subida intertrimestral del 1,1%. Además, tiende a estabilizarse la accesibilidad en la compra de vivienda: la cuota hipotecaria mensual media en el cuarto trimestre se ha situado en 535,8 euros, con un incremento intertrimestral del 0,7%.

Con la mejoría de la situación de crisis inmobiliaria también cambian algunos datos, como es el de las daciones en pago inscritas sobre viviendas, que sumaron 2.227 operaciones, un 21,3% menos que en el trimestre anterior.