La Covid-19 está produciendo cambios importantes en el mercado de la vivienda y no sólo porque las operaciones de compraventa se hayan ralentizado o que los precios estén a la baja, sino también porque los intereses de los usuarios han cambiado. Lo muestran los notarios en su informe del mercado inmobiliario en septiembre.

Aseguran que la compraventa de vivienda se situó en septiembre en 45.583 transacciones, lo que supone un aumento interanual del 5,4%. Y también el precio varía ya que su promedio por m2 de  vivienda vendida fue de 1.357 €,  es decir, un descenso del 7%.

Pero observando con detalle sus estadísticas, vemos que la vivienda tiene grandes diferencias en su comportamiento. Y es que el auge del teletrabajo y las restricciones a la movilidad han provocado un incremento en la búsqueda de e viviendas unifamiliares, con mayor cantidad de metros y una parcela, lo que se ha trasladado a sus precios.  La caída en el precio de los unifamiliares se frenó al 3,4%, frente al descenso del 5,6% que registraron los pisos tradicionales y al -7% de todo el sector. La demanda es tan amplia que no parece que los precios de este tipo de vivienda vayan a bajar más.

Los datos del Consejo General del Notariado también muestran las preferencias de los consumidores por la obra nueva frente a la segunda mano. La venta de pisos mostró un descenso interanual del 0,5%, mientras que la de pisos de precio libre se redujo un 0,2%. Esta bajada de las transacciones de pisos libres se debió exclusivamente al descenso de la compraventa de pisos libres de segunda mano (-3,5% interanual) ya que, la venta de pisos nuevos se incrementó hasta un 30,2% interanual.

En los precios sucede lo mismo, están cayendo más los de segunda mano que la obra nueva. Vemos que el precio por metro cuadrado de los pisos de precio libre se redujo un 5,8%. Dentro de éstos, el precio del de los de segunda mano se situó en los 1.475 euros (-9,4% interanual) y el de los pisos nuevos en 2.250 euros (+3,7% interanual).

Por su parte, según el informe del Consejo General del Notariado, el precio promedio de las viviendas cedió un 7% en el noveno mes del año y los préstamos hipotecarios para la adquisición de una vivienda aumentaron un 8,3%, hasta los 23.037 nuevos préstamos. Su cuantía media experimentó una caída del 3,1% en términos interanuales, hasta los 135.887 €.