Los datos del mercado inmobiliario en mayo no tienen por qué sorprendernos en exceso, son lo esperado con el confinamiento y la imposibilidad de desplazarse o ver viviendas.  Es peor lo que está sucediendo en estos momentos, mucho ruido y pocas nueces, con un mercado inmobiliario casi paralizado por la incertidumbre ante lo que nos traerá el otoño.

El  Consejo General del Notariado confirma en su estadística que la compraventa de vivienda se situó en 25.483 transacciones el pasado mes de mayo, lo que supone una caída interanual del 53,4%.

Por tipo de vivienda vemos que aguantaron un poco mejor los pisos de obra nueva. La venta de pisos mostró una reducción interanual del 53,8%. Mientras, la de pisos de precio libre cayó un 54%. Esta caída de las transacciones de pisos libres se debió tanto a la de los nuevos (-33,0% interanual) como a la de los de segunda mano (-56,2% interanual).

Por su parte, la vivienda unifamiliar experimentó una reducción del 51,6%. En términos de precio promedio, el metro cuadrado de las viviendas compradas en mayo alcanzó los 1.430 euros, reflejando así un aumento del 1,5% interanual, que muestra que las esperadas rebajas por los compradores aún no han llegado.

Número de compraventa de viviendas (índice)

Este incremento del precio por metro cuadrado de las viviendas se debió exclusivamente al ascenso del precio de las viviendas tipo piso (3%) ya que el precio por metro cuadrado de las viviendas unifamiliares se redujo un -0,7% interanual.

Por su parte, el precio por metro cuadrado de los pisos de precio libre se incrementó un 2,7%. Dentro de éstos, el precio de los de segunda mano se situó en los 1.599 euros (1,7% interanual) y el de los pisos nuevos en 2.011euros (-1% interanual).

Por último, en mayo la compraventa de otros inmuebles se situó en 5.333 operaciones (-55,9% interanual), de las cuales un 40% correspondieron a terrenos o solares. El precio medio por metro cuadrado de estas transacciones se situó en 189 euros (-32,5% interanual).

Hipotecas

Respecto al número de nuevos préstamos hipotecarios realizados en el mes de mayo se alcanzaron los 20.527, lo que supone una caída del 45,8% interanual. La cuantía promedio de tales préstamos fue de 181.007 euros, reflejando un incremento del 8,9% interanual.

Por su parte, los préstamos hipotecarios destinados a la adquisición de un inmueble descendieron en mayo un 44,5% interanual (16.229 préstamos), debido tanto a la caída en la concesión de préstamos para la adquisición de una vivienda (-43,7% interanual) como al descenso de los préstamos hipotecarios para la adquisición de otros inmuebles (-55% interanual).

La cuantía promedio de los préstamos para la adquisición alcanzó los 148.758 euros (+7,8% interanual). En el caso de las viviendas, el capital medio fue de 147.459 euros, suponiendo un incremento del 11,2% interanual, y para el resto de inmuebles el préstamo promedio alcanzó los 169.648 € (-19,6% interanual).

Los préstamos destinados a la construcción mostraron en mayo una caída interanual del 29,3%, hasta las 523 operaciones. La cuantía promedio de los mismos fue de 480.589 euros, recogiendo así una expansión interanual del 2,7%.

También vemos que la cuantía media de los préstamos para la construcción de una vivienda se incrementó un 0,7% hasta los 324.740 euros (427 operaciones). Los préstamos hipotecarios destinados a financiar actividades empresariales experimentaron una caída interanual del 55,8%, hasta las 200 operaciones, y su cuantía se redujo un 13,8% interanual, hasta los 827.249 euros.

Por último, el porcentaje de compras de viviendas financiadas mediante un préstamo hipotecario se situó en el 60,1%. Además, en este tipo de compras con financiación, la cuantía del préstamo supuso en media el 74,6%.